viernes, 23 de junio de 2017



El náufrago

El velero se hundió de madrugada. Nadie supo cómo se originó el incendio. Los que pudieron, saltaron por la borda. Los otros murieron abrasados por las llamas.

El único que sobrevivió, un veterano timonel, pudo ver los restos humeantes del velero sumergiéndose en el abismo. Había nadado con todas sus fuerzas hasta aferrarse a un madero que había sido una puerta.

Remó primero con las manos, luego con una pequeña tabla alargada. Buscó sobrevivientes, perdió varias veces el sentido bajo el sol calcinante. En algún momento de la tarde divisó la figura incuestionable de una isla que cortaba la monotonía del horizonte.

Con más fuerzas aún sacadas de la desesperación, remó hasta quedar exhausto. Cuando supo que había alcanzado una corriente que le llevaría directo a una playa que ya divisaba como un paraíso, lloró y se desmayó de cansancio.

Nunca percibió una aleta de grandes dimensiones que le seguía a poca distancia de sus pies.
Resultado de imagen para naufragio

No hay comentarios:

Publicar un comentario